adi-centro

Miremos por el bien de nuestros perros

marcos

Una vez más, paseando esta semana santa por Los Alcázares pude comprobar, hablando con el dueño de un labrador negro la fustración que tiene por el fracaso del adiestramiento de su perro. Fue a uno de esos club de adiestramiento que pululan por todas partes, donde juntan varios perros con sus dueños y las enseñanzas brillan por su ausencia. El problema es que la mayoría de los dueños se gastan un dinero considerable y ni siquiera están en unas instalaciones legales ni apropiadas, antes de empezar comprueben (Licencia de apertura, Nucleo Zoológico, Solicitar factura , etc…), tengamos en cuenta que con palabrería nos convencerán y no nos fijaremos en la realidad.

Se supone que los club y asociaciones son de índole no lucrativa y muchas veces cobran mas que Las escuelas caninas legales. Miremos por el bien de nuestros perros.